Ir al contenido principal

La tía Melina

"Has vuelto
Melina
Tus ojos reflejan el dolor
Y tu alma el amor
La huella de tu canto
Echó raíces
Melina
Y vuelven a reír
Tus ojos grises
Melina"
Camilo Sesto



- ¿Y cómo está el Pueblo, Tía?

- Igual de bonito


 











El Campanario de Atzalan, Ver



Era una prima de mi madre.

Vivía en el pueblo en donde las dos habían crecido. Luego mi madre emigró a la ciudad para estudiar y la tía Melina se quedó viendo por sus hijos, que fueron muchos, como cinco, más o menos. No sé o no recuerdo si fue madre soltera o enviudó muy joven.

Años después, en los tiempos de niñez y adolescencia recuerdo que cada cierto tiempo la tía Melina visitaba a mi madre, a veces, antes o después de haber ido al Seguro Social por chequeo médico, o por otros asuntos.

Siempre llegaba con algo, generalmente con comida del pueblo: Chilehuates (tamales de calabaza con frijoles tiernos y cebolla, sin carne, tamales de pobres, pero muy sabrosos), calates (unas ranitas de patas muy largas, secos que se podían comer en tortas, en caldo o fritas), o buñuelos, aguacates, manzanas, peras, ciruelas, capulines, etc.




Era un poco gordita, alta, chapeada y de nariz afilada, siempre sonriente. Una gran conversadora. Se pasaban horas hablando con mi madre, poniéndose al tanto de lo que había pasado con las gentes del pueblo en los últimos meses. Como mucha gente en el pueblo, y en otros lugares, era común que hablara de los familiares o amigos anteponiendo los artículos el o la, la Gloria, el Beto, la Inés, y por alguna razón eso hacía de su conversación algo entrañable porque no era en un tono despectivo sino al revés, significaba una gran cercanía, un gran cariño hacia la familia y personas que conocían en común.

Todo en relación a ella denotaba cierta ternura, el trato hacia los demás, lo que pensaba de ellos, a pesar de que sufrió mucho y algunas gentes no la trataron igual, ella no solía hablar mal de los otros, el cariño por mi madre, los hermanos de mi madre y mi abuela. Y un rasgo que mostraba con claridad su actitud hacia la vida y que se ha quedado grabado en mi memoria y siempre apreciaré fue que cada vez que ella llegaba a la casa de visita y yo la saludaba y le preguntaba por el pueblo, que cómo estaba, invariablemente, ella respondía:

- Igual de bonito

Una pequeña frase impregnada de un gran optimismo y confianza, y de gratitud.

Pensando en la tía Melina, pienso que si nuestra vida tiene algún valor, si no lo es por lo bueno que hayamos hecho o lo buenos que hayamos sido, sí lo es por esas personas que tuvimos la suerte de conocer y la oportunidad de ver y apreciar la bondad que había en ellas, y tenerlas en la memoria.

Y ahí siguen, en mi memoria, Atzalan, su neblina, los calates, y la tía Melina.





Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Porqué Zangaruto?

Abuela y padres (1966) Bueno, creo que esta palabra es sinónimo de zopenco, tonto y similares. Esa es la definición en el diccionario de la lengua española Porrúa. Sin embargo, el tío Julio me dijo que en Atzalan, de donde es la familia de mi madre, zangaruto significaba alto, zancón, del que parece caminar con zancos.  En fin, sea como sea, más que por el significado, la elegí porque mi abuela materna, nativa de Atzalan, solía decirme así. Ella fue una de las personas a las que más estuve unido y por lo tanto, que más me han influenciado y recuerdo, por eso el nombre de este blog. Recordando a doña Benita Onofre

Apología de la obsesión (Video clip de la canción Te estoy queriendo tanto de Corcobado)

"Es una locura amar, a menos que se ame con locura" Proverbio italiano He visto este videoclip y creo que si la intención del autor es incomodar, cuestionar, desbalancear, lo logra muy bien. Quizá haya que separarlo en dos partes: el formato, la forma en que fue grabado, por un lado, y por el otro, el contenido de la letra. En cuanto al video, yo no recuerdo muchos videos en donde el vocalista sea también el personaje central de la historia que se está interpretando. También es interesante que casi en su totalidad el cantante está representando su papel y está cantando, hay unas pocas partes en las que no, pero la sincronía es perfecta. Quizá lo diferente de este video es el close up casi sostenido en todo el video de un aquelarre amoroso donde no vemos más que a la pareja, del cuello o de los hombros para arriba. Es posible que sobre todo al verlo la primera vez, resulta chocante, inquietante, molesto, ser espectador de un beso de dos extraños a tan corta dist

Mujer que mira el techo

"Aunque soy un pobre diablo casi siempre digo la verdad [...] Dejo sangre en el papel [...] y cada verso es un girón de piel" Víctor Manuel cantante español Una mujer que mira el techo mientras un hombre se mueve agitadamente sobre ella. La mujer solo está aguantando, esperando que el hombre termine.  Mira el techo o mira hacia a un lado, intentando evadirse, sentir que no está ahí. El hombre, cuando se distingue por un machismo anacrónico, no piensa ni por un instante si la mujer debe sentir también placer, él ha sentido placer al entrar y quiere terminar pronto, como cualquier otro macho de una especie diferente que solo busca entrar y eyacular por instinto para asegurar su progenie. Es posible que cuando una mujer mira el techo, mientras espera, con dolor, enojo, tristeza, miedo, asco o indiferencia, en ese momento el hombre que está sobre ella deja de ser hombre, en el sentido de género, deja de ser humano. No hay empatía, no hay ese "considerar al otro o la otra&quo