Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2022

La tía Melina

"Has vuelto Melina Tus ojos reflejan el dolor Y tu alma el amor La huella de tu canto Echó raíces Melina Y vuelven a reír Tus ojos grises Melina" Camilo Sesto - ¿Y cómo está el Pueblo, Tía? - Igual de bonito   El Campanario de Atzalan, Ver Era una prima de mi madre. Vivía en el pueblo en donde las dos habían crecido. Luego mi madre emigró a la ciudad para estudiar y la tía Melina se quedó viendo por sus hijos, que fueron muchos, como cinco, más o menos. No sé o no recuerdo si fue madre soltera o enviudó muy joven. Años después, en los tiempos de niñez y adolescencia recuerdo que cada cierto tiempo la tía Melina visitaba a mi madre, a veces, antes o después de haber ido al Seguro Social por chequeo médico, o por otros asuntos. Siempre llegaba con algo, generalmente con comida del pueblo: Chilehuates (tamales de calabaza con frijoles tiernos y cebolla, sin carne, tamales de pobres, pero muy sabrosos), calates (unas ranitas de patas muy largas, secos que se podían comer en torta