Soy

De pronto

un día

me vi con varios años encima

varias cicatrices

un puñado de recuerdos

incipientes marcas del tiempo

      en el rostro

algunos achaques

mucho silencio

y un tanto de conciencia













Hoy las siestas saben mejor

y el café y la cerveza

y aprecio más

al que veo en el espejo

cada mañana


Ni un héroe

   aunque haya ganado varias batallas

ni un villano

   aunque haya jugado ese papel en algunas historias 


No soy un niño

ni tampoco un anciano




Solo un hombre

con suficiente tiempo

para percibirse

como un viajero

un malabarista

un amante


Solo un hombre

afortunado

y agradecido





Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Porqué Zangaruto?

Una muerte inútil.

Las camisas Ralph Lauren