Días extraños

"Quien dijo que todo está perdido
yo vengo a ofrecer mi corazón"
Fito Paez


Es cierto que nada es una certeza
es cierto que todo cambia
que todo se mueve

Pareciera sin embargo
que de pronto se juntan
diferentes ideas
diversas visiones del mundo
con las emociones individuales
y los problemas de siempre

Y de eso se forma una sopa
de sabores extraños

Mujeres defendiendo sus derechos
políticos negándose a reconocer
que la gente eligió a otros
gente que presa del pánico
saca las actitudes más egoístas
buscando su propio beneficio

Es como si la pandemia de un virus
trajera consigo una epidemia previa
que acentuara los instintos más
agrios de los humanos

Pelearse o adelantarse a los demás
por los víveres
gritar y argumentar que se tiene la razón
y que los demás
incluso la autoridad
son una bola de imbéciles

Yo veo que en el fondo
hay inseguridad y desaliento
una completa insatisfacción
por lo que se es y lo que se tiene
un terrible miedo a la muerte
a ser ignorado
a no volver a ganar si se ha perdido

Estos días se han convertido en un crisol
donde se está probando
de lo que realmente están hechos los humanos
y así como en el crisol se puede distinguir
el metal verdadero del que no lo es
por la fuerza del fuego
así también estos tiempos de intranquilidad
permiten distinguir a los que son personas
y a los que no

De nada nos han servido las religiones
la poesía o la música
si en las primeras de cambio
la bondad que nos dieron
es borrada como la tiza
en el pizarrón
por los problemas


No obstante
en pequeñas dosis
en algunos rincones
abajo de algunas piedras
aún debe haber algo de verdad
algo de compasión
algo de ternura
una mano tendida
unos labios cálidos
una palabra dulce

No todo está perdido


Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Porqué Zangaruto?

Una muerte inútil.

Baila...y cállate