Hong Kong

En 2015 fue la primera vez que fui a Tokio.

De ese tiempo a la fecha, he ido varias veces. Quizá la segunda vez ya había pensado hacer un viaje visitando también Hong Kong.


Hasta ahora no he podido hacerlo, pero es una inquietud. Y pensando, he buscado una razón y no logro definirla bien. Y me doy cuenta que así como la necesidad de ir a Tokio fue impulsada por los programas que veía de niño, por el karate practicado en algún tiempo y por algunas personas que conocí, en el caso de Hong Kong, creo que fue el cine.

Es cierto que en su tiempo fui un fiel seguidor de Bruce Lee y Jackie Chan, pero en los últimos años, también he visto algo de Wong Kar-Wai. Los tres han hecho carrera en esa ciudad, mostrando en algunos momentos, la ciudad en sí, sus contrastes, la tradición china mezclada con la cultura occidental, etc.


Respecto a Wong Kar-Wai, acaban de celebrarse 20 años del estreno de su película In the mood for love, ese excelente documento de la relación entre dos personas, hablando de intimidad, de erotismo, de pasión, sin haber una imagen de desnudos, creo incluso que ni un beso. Solo miradas, palabras, callejones y esa hermosa figura de la protagonista entallada en vestidos de mil colores.

Yo sé que Hong Kong no es Shangai, que aunque pertenezca a China, no es lo mismo. Pero creo que si visito China alguna vez, el primer lugar que quiero visitar es Hong Kong.

Espero que pueda hacerlo pronto.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Porqué Zangaruto?

Una muerte inútil.

Baila...y cállate