El que se mueve no sale en la foto...

(Publicado el 22/4/2012, lamentable que esto que escribí hace siete años haya sido como una profecía que no solo se hizo verdad, sino que se convirtió en una pesadilla. Vale la pena confrontar lo que fue el PRI en todo el sexenio anterior, solapado y protegido por el PAN y el PRD. Y aclaro, en ese año, finalmente voté por Amlo).

Leo el día de hoy una columna en la revista Sin Embargo, una nota donde se dice que se observó a algunas personas retirando propaganda de Peña Nieto por personas de su mismo partido, a lo que el coordinador de su campaña, Pedro Joaquín Codwell respondió que no los están quitando, sino reubicando, ahh bueno.

Esto ocurre días después que el equipo de López Obrador ha denunciado que el número de espectaculares que tiene el PRI en todo el país rebasa con mucho los topes establecidos para cada partido.

Luego, los famosos compromisos del candidato priista, cuando fue gobernador. Después del ataque del PAN en cuanto a que muchos compromisos no se cumplieron, el priista ha tenido que hacer otro promocional donde explica lo contrario, aún cuando en esa famosa mesa de "la verdad" (lo cual en sí mismo resulta curioso que los priistas le hayan puesto ese título haciendo suponer que posiblemente ellos han estado en otras donde no se promueve o no se defiende la verdad, claro, cuando no son tiempos de campaña) no se haya aclarado justamente con VERDAD si fue un compromiso cumplido o no.

El caso es que todos estos esfuerzos describen una especie de un escenario armado con cuidado, una fachada pues, armada para aparecer lo más pulcra, lo más limpia, y ante cualquier cuestionamiento de que atrás de esa fachada huele mal o se escuchan gritos y sombrerazos, de inmediato se escuchan voces que dicen, no es verdad, por favor sigan viendo la fachada, lo bonita que es. Esa imagen del presidente joven y la esposa de telenovela, usando con efectividad las redes sociales, vendiendo a los jóvenes que ellos también son jóvenes y haciendo lo posible por que los nuevos votantes (jóvenes de 18 a 23 años) no sepan el tipo de políticos viejos y de buen colmillo que desean hacerse del poder nuevamente. Y es que atrás de esa inmaculada fachada están moviendo las cuerdas los Del Mazo, Montiel, Chuayffet, los Marín, los Córdoba Montoya, los Aspe, los Herrera..en fin, todos, finísimas personas de los tiempos de Salinas de Gortari y Zedillo, personas que contribuyeron a la terrible crisis del 95´ y que están esperando que su alumno más sobresaliente los siente nuevamente al frente de las secretarías para hacer aquello que convenga a sus fines, no lo que dice el candidato de hacer las cosas para las personas de a pie.

Al ver este esfuerzo del PRI porque no se le caiga el escenario que ha armado antes de que sean las elecciones, recuerdo unas palabras que se le atribuyen a un hombre que fue líder de la famosa CTM, el señor Fidel Velázquez, al que después le seguiría otro señor de iguales ideales, Leonardo Rodríguez Alcaine, al que llamaban "La Güera". Si alguien quiere referencias de ellos, en la red hay información de todas estas personas que menciono. Sobra decir que cuando digo ideales, los ideales de estos líderes sindicales son los mismos que los De Romero Deschamps en PEMEX o los de Elba Esther Gordillo en la SNTE.

Pues bien este señor dijo en alguna reunión: "El que se mueve no sale en la foto".

Esta frase ilustra mucho de lo que hoy (y siempre, aunque unas veces con mayor desvergüenza y cinismo) está haciendo el PRI y su candidato. ¿Qué es lo que se hace cuando se va a tomar una foto? Aguantar la respiración, sumir la barriga, dibujar la sonrisa entrenada, mostrar naturalidad y lo más importante, no moverse...

Esto es lo que está haciendo el PRI, lograr que en estos dos meses de campaña, todos sus malos olores, todos sus muertos, todos excesos, todos su gobernadores corruptos y autoritarios, se mantengan escondidos atrás de un carismático aspirante a la presidencia, lo cual dista mucho de romper de fondo y en forma tajante de todo aquello que ha distinguido al PRI desde siempre.

Y añado, no digo que el PAN no ha defraudado con Fox y Calderón, o con sus gobernadores en Morelos o Guanajuato o Sonora en la actualidad, o que el PRD deja mucho que desear con los Bejaranos y los Chuchos también escondidos atrás del candidato de las izquierdas, pero es importante que los jóvenes sobre todo se enteren que el PRI no es Peña Nieto, sino un rostro que han construido para atraer nuevamente a los mexicanos y volver a actuar como lo hicieron del 2000 hacia atrás.

Honestamente yo no sé por quien votar, no me gustaría hacerlo por el menos malo, aún hay tiempo de escuchar si las actitudes y palabras de Vázquez Mota o López Obrador ofrecen alguna garantía. Finalizo diciendo que en las últimas tres elecciones he votado por el PAN (1994 y 2000) y por el PRD (2006), pero en 1994 habría votado sin pensarlo dos veces por el PRI si no hubieran matado a Colosio, en ese entonces no hubo falta debates, un sólo discurso bastó para que convenciera a muchos de que se vislumbraba una forma distinta de gobernar. Nada más vean cuantos discursos ha dado Peña Nieto y al tiempo mucha gente se muestra incrédula. Aquél candidato, sin haber hecho compromisos por escrito ni teniendo a una esposa artista, con un discurso convenció a muchos de que valía la pena votar por él, a pesar del partido del que venía. (Si a alguien le interesa escuchar el discurso, aquí se los dejo:




Esperemos que de aquí al día de las elecciones, haya alguno de los candidatos que nos convenza de una forma contundente, como lo hizo Colosio con un discurso, Gutiérrez de Ceballos con un debate o Fox con su "hoy".

Saludos afectuosos.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Porqué Zangaruto?

Una muerte inútil.

Baila...y cállate