Ir al contenido principal

Acerca de las palabras Ikiru y Ubuntu

(Publicado en marzo de 2007)

Hace algún tiempo, vi una película con dos actores bastante conocidos, Samuel L. Jackson y Juliette Binoche. La película en español se llamaba algo así como "mi tierra" o algo parecido, el caso es que trataba acerca de los intentos de un país por sanar las heridas dejadas por el apartheid. Mostraba una especie de viaje por todo el país de Sudáfrica de un grupo de observadores y periodistas internacionales que asistían a reuniones en las que personas blancas y negras contaban sus testimonios y al hacerlo, buscaban perdonar a sus opresores o pedir perdón a quienes habían dañado. En el transcurso de la historia se menciona la palabra "ubuntu" la cual traducen como "yo soy porque nosotros somos" y en base a este significado es que se realizaba ese ejercicio, mencionando que el país no podría reconstruirse sino a partir del perdón que si diera entre sus habitantes. Por lo tanto, era vital que se sanaran las heridas para que el país pudiera crecer en conjunto. Que no se podía hablar de un país sano, sino es en la medida que cada habitante estuviera reconciliado con su pasado, sin ánimos de venganza o resentimiento.

Hace unos días vi una película japonesa de un director bastante famoso llamado Akira Kurosawa. La película en cuestión se llama Ikiru que significa "vivir" . Es una película vieja, es en blanco y negro, uno tiene la sensación de que está viendo una película de "la época de oro de nuestro cine nacional", y que de pronto por ahí va a salir David Silva o el entrañable Mantequilla. Hasta la música que usa el director es similar a la que se usaba en las películas mexicanas de ese tiempo.


Pero afortunadamente, Kurosawa creo que no lleva al espectador al sentimentalismo tan fácilmente como lo hacían Zacarías, Cardona o Ismael Rodríguez.
No, aunque la película tiene momentos conmovedores, no abusa de querer sólo conmover y condolerse de los personajes por sus cuitas. Creo que busca llevar a la reflexión. La historia es ésta; un hombre ya de edad avanzada, digamos 60 o 70 años, se entera de que tiene cáncer y que le quedan sólo unos meses de vida. Y se da cuenta que va a morir y que los últimos 30 años de su vida ha dejado de vivir, al parecer, desde la muerte de su esposa. Se da cuenta que esos años han sido de una rutina tal que es como si estuviera muerto en vida. Es una reflexión acerca del sentido que le damos a la vida, del porqué hacemos las cosas. Es parecido a ese dicho: Fulano nació en 1950, murió en 1980 y lo enterramos en el 2000. Lo interesante es que la película plantea la forma en la que él encuentra una forma de darle sentido a su vida, en esos últimos meses, ayudando a construir un parque. Pero la moraleja no se queda ahí, sino que también muestra la forma en la que otros se aprovechan de tal situación y otros que momentáneamente se sienten inspirados por la actitud de ese hombre y tiempo después regresan a la misma rutina en que vivían.


Dos palabras, ubuntu e ikiru, de dos lenguas diferentes, de dos culturas diferentes, pero plantean una realidad universal: que no podemos hacer una vida ajena a la suerte de los demás, que lo que yo haga repercute de una u otra forma en los demás (ubuntu), y por otro lado, que vivir en su más amplia definición, significa algo más que respirar, comer y dormir, que significa tener una razón, un sentido por el cual hacer las cosas (ikiru).

Comentarios

Cuando fuí a Madrid en mi estancia de 2 meses, una de esas tardes que andaba caminando por la gran vía, entré al cine, y precisamente entré a ver esa película de mi tierra. me pareció muy interesante, y bueno por que son actores, que más o menos conozco. por que los había visto en otras películas. La otra película si no la he visto. me parece también muy interesante, voy a tratar de verla. Yo sé que no todas las películas te dejan algún mensaje, pero bueno, casi siempre trato que lo que vea, algo deje. por mínimo que sea. Decía alguien, el cine no es la vida, pero bueno si no existiera el cine, no existirían ni los que hacen las películas, ni los que las vemos. Muy bonitos mensajes tienen las dos películas. voy a tratar de llevarlos a la práctica.

David.

Entradas más populares de este blog

¿Porqué Zangaruto?

Abuela y padres (1966) Bueno, creo que esta palabra es sinónimo de zopenco, tonto y similares. Esa es la definición en el diccionario de la lengua española Porrúa. Sin embargo, el tío Julio me dijo que en Atzalan, de donde es la familia de mi madre, zangaruto significaba alto, zancón, del que parece caminar con zancos.  En fin, sea como sea, más que por el significado, la elegí porque mi abuela materna, nativa de Atzalan, solía decirme así. Ella fue una de las personas a las que más estuve unido y por lo tanto, que más me han influenciado y recuerdo, por eso el nombre de este blog. Recordando a doña Benita Onofre

Apología de la obsesión (Video clip de la canción Te estoy queriendo tanto de Corcobado)

"Es una locura amar, a menos que se ame con locura" Proverbio italiano He visto este videoclip y creo que si la intención del autor es incomodar, cuestionar, desbalancear, lo logra muy bien. Quizá haya que separarlo en dos partes: el formato, la forma en que fue grabado, por un lado, y por el otro, el contenido de la letra. En cuanto al video, yo no recuerdo muchos videos en donde el vocalista sea también el personaje central de la historia que se está interpretando. También es interesante que casi en su totalidad el cantante está representando su papel y está cantando, hay unas pocas partes en las que no, pero la sincronía es perfecta. Quizá lo diferente de este video es el close up casi sostenido en todo el video de un aquelarre amoroso donde no vemos más que a la pareja, del cuello o de los hombros para arriba. Es posible que sobre todo al verlo la primera vez, resulta chocante, inquietante, molesto, ser espectador de un beso de dos extraños a tan corta dist

Mujer que mira el techo

"Aunque soy un pobre diablo casi siempre digo la verdad [...] Dejo sangre en el papel [...] y cada verso es un girón de piel" Víctor Manuel cantante español Una mujer que mira el techo mientras un hombre se mueve agitadamente sobre ella. La mujer solo está aguantando, esperando que el hombre termine.  Mira el techo o mira hacia a un lado, intentando evadirse, sentir que no está ahí. El hombre, cuando se distingue por un machismo anacrónico, no piensa ni por un instante si la mujer debe sentir también placer, él ha sentido placer al entrar y quiere terminar pronto, como cualquier otro macho de una especie diferente que solo busca entrar y eyacular por instinto para asegurar su progenie. Es posible que cuando una mujer mira el techo, mientras espera, con dolor, enojo, tristeza, miedo, asco o indiferencia, en ese momento el hombre que está sobre ella deja de ser hombre, en el sentido de género, deja de ser humano. No hay empatía, no hay ese "considerar al otro o la otra&quo