Cuestión de principios




Se fueron todas,
y aún así,
las sigo queriendo a todas


 
La reciprocidad no es obligatoria. 
 
 
 

 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Porqué Zangaruto?

Una muerte inútil.

Baila...y cállate