Rapunzel

Escuchando una canción antigua, de un trovador mexicano, me acordé de aquél viejo cuento de Rapunzel, de los hermanos Grimm, que leí cuando tenía como 10 años.

Aquí les dejo una narración del cuento, un cuento platicado por mí.

Sirva esta entrada también como una forma de que los lectores de tierras lejanas conozcan algo distinto de quien escribe este blog.

Gracias por leerme en todo este año. Saber que alguien me lee en algún lugar ayuda de una u otra forma a sobrellevar los tiempos de vacas flacas y a disfrutar los de vacas gordas, como dice por ahí un texto bíblico.




Y este es un fragmento de la canción mencionada.

"No todos los cuentos tendrán un final feliz,
ni todas las manos se dieron para crecer.
Conozco castillos que son más tristes que ayer,
las ruinas de un pueblo muriendo de pie.

Busca una luz, una más,
algo que ayude a creer.
Lanza tu trenza Rapunzel,
déjame entrar otra vez"


Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Porqué Zangaruto?

Una muerte inútil.

Baila...y cállate