La sabiduría del gris y el ocre


"Observa todo lo blanco que hay alrededor tuyo, 
pero recuerda todo lo negro que existe"
Lao Tsé



Llega un momento, no sé si a partir de ahí, todo se ve así, 
o pueden ser intervalos.

Pero al menos, por un momento, 
he visto un día gris
que no me pareció gris.

Es más, me gustaron esos tonos grises y ocres.

Cuando digo lo que escribo,
me refiero a ese momento
donde las cosas se toman
como son, tal cual,
no como uno quisiera
o desearía.

Y en ese momento,
es cuando se desatan nudos,
en lugar de correr para guarecerse
de la lluvia, 
más bien comienza a disfrutarse.

Y el gris y el ocre
y el otoño
dejan de ser melancólicos
convirtiéndose más
en un estado de aceptación,
de rendición.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Porqué Zangaruto?

Dejaré de ser profesor

Las camisas Ralph Lauren