Un monstruo en el hombro



Hace muchos años que vi esta película basada en una novela de Stephen King,
Dreamcatcher, El cazador de sueños.

Muy buena trama, aunque como algunas novelas de este autor, el final no satisface
completamente.

Una parte significativa es un monstruo creado en la mente de unos niños,
una especie de mascota de un ser alienígeno. Para mí gusto, uno de los mejores
monstruos creados en cine, con una participación muy pequeña en la película,
pero cumple con su misión de impresionar al auditorio, por el contexto
taaan común para cualquier humano que diariamente tiene que sentarse
en un espacio muy particular.

Me acordé hace unos días de ese monstruo, me acordé de sus fauces,
llenas de dientes similar a las fauces de un tiburón.


Me acordé de esas fauces desde que una molestia en el hombro izquierdo
en momentos se torna como si ese monstruo clavara sus dientes ahí,
en mitad de la clavícula.

Debo pensar que es como un sueño, y que apenas despierte,
el dolor desaparecerá.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Porqué Zangaruto?

Una muerte inútil.

Baila...y cállate