Mi afición a la música de Silvio Rodríguez


Una mujer que llora escuchando alguna canción de Silvio Rodríguez.

Un guerrillero que se inspira escuchando La canción del elegido.

Decenas de cantantes han interpretado sus canciones.

Cientos de peñas, cafés o palomazos con canciones de este cantautor.

Fueron Fili, Tina y Juan Manuel quienes me mostraron el mundo, o más bien todos los mundos que describen canciones como La era está pariendo corazón, fusil contra fusil, te doy una canción o papalote. Eran tres hermanos que habían llegado a Xalapa para estudiar en la Universidad Veracruzana. Los conocí en un grupo juvenil dentro de la iglesia católica (así, en minúscula). Como vivían de camino a casa, casi siempre caminábamos desde la iglesia y muchas veces me invitaban a comer. Tenían un pequeño departamento de dos piezas. Ahora entiendo que para mí era una inmensa casa por los buenos ratos que pasábamos, comiendo los guisos de Tantoyuca, de donde eran, hablando de la escuela, de las actividades de la iglesia...y escuchando canción de navidad, la familia la propiedad privada y el amor o yo digo que las estrellas (las cuales son una crítica a la iglesia), entre otras. Lo pasábamos bien, creo que fueron de los mejores amigos que tuve en la juventud y los mejores momentos que he vivido también.
...............................................................................
En esta otra entrada, también hablé de Fili, la mayor de esos hermanos.

Caminar al lado de una mujer
 
...............................................................................

Pasaron los años, dejé de verlos, pero seguí escuchando a Silvio Rodríguez, hasta la fecha. De alguna manera sigo en contacto con ellos, a través de estas canciones.

Conforme aparecen las canas, he encontrado nuevas canciones y le he dado nuevo sentido a canciones que escuché por vez primera hace tiempo.

En los últimos años, sobre todo, he descubierto esa parte del amor, del aprecio por la mujer, del erotismo que se percibe en muchas canciones, como el album Rodríguez que casi en su totalidad describe con excelentes metáforas cosas tan anecdóticas como un encuentro amoroso en un hotel.

La vida de las personas se define en buena medida por las personas con las que convivimos, por sus valores e ideas, por sus actitudes y su forma de pensar, pero también por la música y lo que leímos y lo que vimos en el cine. Eso define lo que ahora somos.

No me puedo quejar.

En esta vida he tenido buenas influencias.

-------------------------------------------------------------------------------------

La canción adjunta es una de las mejores canciones que he escuchado. Describe a una mujer, como si estuviera pintando un cuadro, el cuadro de esa mujer con la que se ha compartido una vida y en la que ve, desde cualquier ángulo en que la vea, poesía...y lo único que espera de ella o el único bien que desea para ella es que cuide sus estrellas, todo lo que ella es, todo lo que la envuelve, lo que la hace diferente.

No he conocido a ninguna mujer de nombre Judith, que haya sido significativa para mí, pero sí he conocido a más de una, con otros nombres y con increíbles constelaciones.



Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Porqué Zangaruto?

Una muerte inútil.

Baila...y cállate