Yo veo un México con hambre y sed de justicia.

Luis Donaldo Colosio, candidato del PRI a la presidencia de la República en la elección de 1994, habría cumplido 68 años el día de hoy, según el sitio Aristeguinoticias. Fue asesinado unos días días después de que dijera este discurso, del cual el video es sólo un fragmento.

Muchos piensan que este discurso mostró unos objetivos e ideales que deseaba distinguieran a su gobierno...y por eso lo mataron, porque iban en contra de lo que el partido al cual pertenecía siempre había hecho.

Es un discurso que habla de los problemas sociales que para el candidato, era urgente resolver, dar respuesta, y si uno escucha con atención, siguen siendo los problemas urgentes que hoy requiere resolver el país. Es decir que 25 años después de este discurso, el PRI y el PAN se han encargado de darle atole con el dedo al país, ayudado por la Iglesia católica, los empresarios y los medios de comunicación, de forma que cada seis años se siembre el miedo a votar por la izquierda y la esperanza de que las cosas cambiarán y así nos ha ido hasta ahora.

Dice Colosio al final de su discurso:

"El cambio con rumbo y responsabilidad no puede esperar".

Y esa es la urgencia de hoy, el cambio no puede esperar.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Porqué Zangaruto?

Una muerte inútil.

Baila...y cállate