Una excelente nota acerca del encuentro que se dio entre Picasso y Miró, dos de los grandes pintores contemporáneos.

Curioso, según los historiadores, que haya sido por una especie de pan, una ensaimada, como dice la nota publicada en The Huffington Post España.

Curioso es también que había grandes diferencias entre ellos, y sin embargo fue una amistad de años. Diferente edad, diferentes estilos, uno monógamo, el otro polígamo, y a pesar de eso, por ejemplo, el primer cuadro de Miró, lo compró Picasso.

Habrá que probar alguna vez esa ensaimada.

La ensaimada



Un Miró



Y un Picasso




Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Porqué Zangaruto?

Una muerte inútil.

Baila...y cállate