Dejaré de ser profesor






Dejaré de ser profesor el día que...

no tenga ganas de acudir al salón de clases

                       no crea en la idea de que los jóvenes pueden cambiar

          piense que los alumnos son tontos porque no hacen lo que les digo

piense que yo soy el único que tiene la razón dentro del aula y que es preferible mentir a reconocer que me equivoqué

                             yo considere que los estudiantes no me pueden dar lecciones a mí

         deje de creer que los jóvenes a quienes doy clases pueden lograr cosas mayores que yo y hacer de este mundo, un mundo mejor

deje de creer que los estudiantes pueden aprender a fijarse metas, soñar, comprometerse...si se les brinda el ambiente adecuado en el aula

piense que mis palabras y acciones no pueden inspirar al menos a un alumno a ser mejor, distinto


Ese día dejaré de ser profesor
No antes





                

Comentarios

Gracias, a quien se comunicó,
pidiendo que no publicara lo que escribió.
Saludos.
Anónimo dijo…
Gracias, por ser compartir sus conocimientos, es usted un profesor extraordinario, de esos profesores, con los que se averguenza uno por no comprender la clase como debe ser, y no por que usted no la imparta bien, mas bien por torpe el alumno. Y lo felicito por ser parte de esos sujetos que poco hay, le preocupa la sociedad, en general. Y eso es de admirarse. Gracias

Entradas más populares de este blog

¿Porqué Zangaruto?

Una muerte inútil.

Baila...y cállate