Ir al contenido principal

Hegel y la definición de Estadista


Algo de Hegel.

(Este texto fue escrito originalmente en abril de 2011, cuando aún veía el programa Primer Plano de canal 11 y cuando López Obrador estaba a punto de perder por segunda vez la presidencia debido al contubernio del PRI y PAN. Y es un gusto saber finalmente, tres años después de que Amlo ganó, lo que significa tener como Presidente a un estadista, que en unos días dará un discurso ante el consejo de la ONU, y ya pinta para ser histórico).






Si alguna vez escuchó frases tales como:

“Ten el valor de equivocarte”

“La lectura del periódico es la oración matinal del hombre moderno”

“Nada grande se ha hecho en el mundo sin una gran pasión”

“El hombre vale porque es hombre, no porque es judío, católico, representante, alemán, italiano, etc.”

“El pueblo es aquella parte del Estado que no sabe lo que quiere”

todas se deben al filósofo alemán Georg Wilhelm Friedrich Hegel (1770-1831).

Fue inspirado por Kant y Spinoza, valoraba el sentimiento y las pasiones, pero al servicio de la razón.

En un programa del canal 11 (Once tv méxico) llamado Primer Plano, Sergio Aguayo, analista político, mencionó que según Hegel un estadista es aquél que conoce la historia y sabe qué hacer. Esto en referencia con los políticos mexicanos, empezando por el presidente y siguiendo con los líderes actuales de los partidos políticos. No hay estadistas en la actualidad.




Ahora sí tenemos a un estadista como presidente.


La pregunta es: ¿cómo nace un estadista? ¿cuándo nace? ¿Se forman en las escuelas? ¿se forman en las calles? ¿de quién aprende un estudiante a ser un estadista? ¿de sus padres, de sus maestros, de sus amigos, del canal de las estrellas, del vitor, de bisogno?




 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Porqué Zangaruto?

Abuela y padres (1966) Bueno, creo que esta palabra es sinónimo de zopenco, tonto y similares. Esa es la definición en el diccionario de la lengua española Porrúa. Sin embargo, el tío Julio me dijo que en Atzalan, de donde es la familia de mi madre, zangaruto significaba alto, zancón, del que parece caminar con zancos.  En fin, sea como sea, más que por el significado, la elegí porque mi abuela materna, nativa de Atzalan, solía decirme así. Ella fue una de las personas a las que más estuve unido y por lo tanto, que más me han influenciado y recuerdo, por eso el nombre de este blog. Recordando a doña Benita Onofre

Apología de la obsesión (Video clip de la canción Te estoy queriendo tanto de Corcobado)

"Es una locura amar, a menos que se ame con locura" Proverbio italiano He visto este videoclip y creo que si la intención del autor es incomodar, cuestionar, desbalancear, lo logra muy bien. Quizá haya que separarlo en dos partes: el formato, la forma en que fue grabado, por un lado, y por el otro, el contenido de la letra. En cuanto al video, yo no recuerdo muchos videos en donde el vocalista sea también el personaje central de la historia que se está interpretando. También es interesante que casi en su totalidad el cantante está representando su papel y está cantando, hay unas pocas partes en las que no, pero la sincronía es perfecta. Quizá lo diferente de este video es el close up casi sostenido en todo el video de un aquelarre amoroso donde no vemos más que a la pareja, del cuello o de los hombros para arriba. Es posible que sobre todo al verlo la primera vez, resulta chocante, inquietante, molesto, ser espectador de un beso de dos extraños a tan corta dist

Mujer que mira el techo

"Aunque soy un pobre diablo casi siempre digo la verdad [...] Dejo sangre en el papel [...] y cada verso es un girón de piel" Víctor Manuel cantante español Una mujer que mira el techo mientras un hombre se mueve agitadamente sobre ella. La mujer solo está aguantando, esperando que el hombre termine.  Mira el techo o mira hacia a un lado, intentando evadirse, sentir que no está ahí. El hombre, cuando se distingue por un machismo anacrónico, no piensa ni por un instante si la mujer debe sentir también placer, él ha sentido placer al entrar y quiere terminar pronto, como cualquier otro macho de una especie diferente que solo busca entrar y eyacular por instinto para asegurar su progenie. Es posible que cuando una mujer mira el techo, mientras espera, con dolor, enojo, tristeza, miedo, asco o indiferencia, en ese momento el hombre que está sobre ella deja de ser hombre, en el sentido de género, deja de ser humano. No hay empatía, no hay ese "considerar al otro o la otra&quo