Entradas

Hacer mucho con poco

Imagen
  Una excelente película. Como mucho de lo mejor que he visto, la hallé por accidente. No es de netflix, es rusa y no está traducida. Pero...no se dice una sola palabra. Es lenguaje cinematográfico puro. Una escenografía increíble y unos primeros planos del personaje principal que dicen más que todo un discurso hablado. El final puede ser triste, pero para qué poner alguna objeción si la tristeza y la alegría son tan inseparables como la vida y la muerte. Sin embargo, toda la película está llena de detalles, y esos detalles, simples, sencillos es lo que la hace magnífica. La película se llama Test de Alexander Kott

Canción

A veces canto por gusto por necesidad A veces canto recordando agradeciendo A veces canto tocando sintiendo Ayer fue tu cuerpo Hoy es la guitarra Norman E R Pazos · Vámonos

Estás solo

Imagen
Tengo varios recuerdos de mi niñez, solo, jugaba solo, pasaba mucho tiempo solo en el campo, los fines de semana que iba con mi padre al pueblo donde vivían mis abuelos. En la adolescencia, fue aún más marcado. Caminaba muchas veces solo, empecé a ir al cine o al pueblo de mis abuelos, solo. He tomado muchas decisiones importantes por mi cuenta, solo, sin consultar. Quizá algunas hayan sido malas decisiones, pero yo las asumí. No había a quien echarle la culpa. Por muchos años busqué con quien compartir mi existencia, en quien confiar, quien buscara mi abrazo y a quien yo quisiera abrazar. Hoy, camino solo, y está bien. No me pesa. No es queja. Estoy en paz.

Empatía

Imagen
"No pueden matarme, lo que yo era, murió el día que me quitaron la confianza para entrar en un aula" Profesor G (Samuel L. Jackson) en la película 187, Código de muerte No sé hasta qué punto la gente que ha nacido entre ganadores, o a la que se le ha educado para ser ganador, para ser el primero, para lograr metas, al costo que sea, podría ser empático con otra persona. Decían que un entrenador, algunos dicen que el mejor de los que ha habido, dijo alguna vez: la victoria no es lo mejor, es lo único. Por eso será tal vez que hay quienes pierden y no lo aceptan. Pero si no aceptamos de suyo esa frase, solo porque lo haya dicho ese entrenador, podemos pensar que el fracaso también enseña, lo mismo que el descrédito, la burla, o la difamación. Me vienen esas ideas a la cabeza porque leo esta nota y no sé qué tan buenas han sido mis elecciones, pero desde adolescente, decidí optar por dos equipos de futbol, americano y soccer. Fueron ganadores en ese tiempo, los o

Bajo un sauce

Imagen
Me senté un momento a la orilla del camino, bajo la sombra de un sauce. Vi las venas marcadas en mis pies, y la piel tostada de los brazos y las manos. Tomé un sorbo de agua y levanté la vista. Al fondo se veía la falda de una montaña, como si fuera el lomo de buey agazapado. Cerca del camino, se veía el cauce seco de un río y otros sauces a sus costados. Luego vi hacia uno y otro lado del camino. Y pude ver, a un niño triste de un lado, y del otro, a un anciano en paz.

La muchacha de los dientes blancos

Imagen
“ Aquí se queda la clara la entrañable transparencia de tu querida presencia… ” Carlos Puebla “ Hoy viene a mí la damisela soledad Con pamela, impertinentes y botón De amapola en el oleaje de sus vuelos. Hoy la voluble señorita es amistad Y acaricia finalmente el corazón Con su más delgado pétalo de hielo.” Silvio Rodríguez Nunca olvidaré sus blancos dientes. Fue a finales de los 80's cuando la conocí, en un grupo de jóvenes mayormente, dentro de la iglesia católica, al que me invitó un compañero de la preparatoria. Catedral vista desde la Calle Enriquez, en el centro de Xalapa Era la cuarta de cinco hermanos, originarios de una ciudad al norte de Veracruz, pero se habían mudado a Xalapa para estudiar en la Universidad Veracruzana, donde yo también estudié. Habían llegado según su edad. Cuando los conocí, estaba terminando su carrera la segunda de ellos, así que conviví con los últimos tres unos cinco años, más o menos. Se llamaba Ernest

Alguna vez fui bueno

Imagen
No hay nada más bello que lo que nunca he tenido Nada más amado que lo que perdí   Si alguna vez fui un ave de paso Lo olvidé pa' anidar en tus brazos Si alguna vez fui bello y fui bueno Fue enredado en tu cuello y tus senos Si alguna vez fui sabio en amores Lo aprendí de tus labios cantores Si alguna vez amé, si algún día después de amar amé Fue por tu amor, Lucía Tus recuerdos son cada día más dulces El olvido solo se llevo la mitad Y tu sombra aún se acuesta en mi cama con la oscuridad Entre mi almohada y mi soledad De J M Serrat